Los Vengadores: Infinty War

Si las películas de super-héroes son ya un género dentro del cine de ciencia ficción, las películas de Marvel son un subgénero de aquellas. Por cómo están relacionadas unas con otras, por esa conexión entre los personajes, porque se han labrado un universo en expansión también con series de televisión, los productos Marvel se diferencias bastante bien de otras franquicias basadas en los cómics. Hoy se estrena una nueva entrega de Los Vengadores que yo, por suerte, pude ver ayer. 

No, no completé mi menú. Eso de comer nachos en el cine lo veo muy cuestionable.

30 años de Mujeres al borde de un ataque de nervios

El 25 de marzo de 1988 se produjo uno de los hitos del cine español, el estreno de Mujeres al borde de un ataque de nervios, la séptima película del director manchego Pedro Almodóvar. El día de su estreno y en declaraciones que recogió por entonces El País, el director y guionista confesó que después de la intensidad dramática que le había supuesto la dirección de La Ley del Deseo, el cuerpo le había pedido realizar una comedia que aportara positividad. Vaya si lo logró.

Película y Press Book original diseñado por Juan Gatti Todas las imágenes de este post pertenecen a los títulos de credito creados por el mismo autor para la película y se incluían en la caja con la que se celebraba el 20 aniversario de su estreno.

Este post es un trabajo para mi curso de Blogger profesional que está pendiente de calificación. Comentad que os parece :)

Sábado Gigante

Sábado Gigante era un programa de Univisión que presentaba el chileno Don Francisco (se llama en realidad Mario Luis Kreutzberger Blumenfeld) y que se podía ver en España en aquellos tiempos dorados de las antenas parabólicas. El programa era un magazine que duraba una eternidad y en el que cabía de todo. El término Sábado Gigante lo he incorporado a mi forma de hablar cuando un sábado, como el que pasé hace dos semanas, incluye tantos planes que parece no acabar nunca: un concierto, dos restaurantes, una “gintoneria”, un espectáculo de monólogos y un momento bizarro. Podría haberlo titulado Todo en un día, como la famosa película, pero Sábado Gigante, me gusta mucho más


Nota: este post estaba pensando para la semana pasada, pero dentro de dos días hay un macro-puente en la ciudad y os puede ayudar a hacer un buen plan. 

Un viernes cualquiera en Madrid.

Marzo ventoso y abril lluvioso traen a mayo florido y hermoso. Si se cumple este refrán, Mayo sería el mes perfecto para que Poison Ivy, una de las singulares antagonistas de Batman, se estableciese en un Madrid que estará lleno de verde. Hasta que eso llega, la lluvia y las bajas temperaturas no deben evitar que disfrutemos de la primavera aunque sea más por ganas que por convicción…pasad conmigo un viernes cualquiera en Madrid.


Leturas 2018 / 2

A continuación, las lecturas de febrero de 2018. Un libro de arte, divulgación, una joya de la literatura universal, una vuelta a mi adorado Japón y un cómic no apto para todos los públicos son la selección de aquel mes que llega, ya lo sé, con cierto retraso. Marzo tardará aún más porque aunque a estas alturas llevo leídas ya dos buenas novelas , he comenzado una especie de club de lectura con un tomo de más de 1000 páginas de una de las obras cumbres de la literatura universal, pero eso ya os lo contaré el mes que viene.



Yo fui un chico S.A.W (Stock Aitken and Waterman)

Voy a recuperar una entrada de la anterior vida de este blog porque aquella ya no está disponible y porque en una de las escenas de The Disaster Artist ( olvidada de la temporada de premios porque su protagonista, James Franco, se ha visto envuelto en el escándalo de los abusos) suena el Never gonna give you up de Rick Astley, cosa que me ha recordó cuando la vi (sale a la venta el mes que viene) que yo fui un chico S.A.W (Stock Aitken & Waterman).  

Me encanta resultar contradictorio: yo, que critico sin piedad la nostalgia de los 80, voy y redacto un post absolutamente nostálgico recordando mis 17 años. Esos son los años que tendría cuando estos tres señores producían una música que copaba las listas musicales, que llenaba las revistas Bravo y Super Pop y que sonaba en lugares como Keeper, Jácara o Graf, templos musicales de la época en Madrid. Creo que recuperar esta entrada en una época donde muchos tomarán vacaciones, puede significar un entretenimiento de lo más sano, porque la nostalgia es una droga dura solo cuando se toma con exceso.


Este pop chicloso (Bubblegum Europop) con exageradas cajas de ritmos, sonó con fuerza durante un breve periodo de tiempo, brevedad que no impidió que sea considerado como uno de los mayores fenómenos musicales de todos los tiempos, ya no por su calidad, sino por lo que supuso su éxito vendiendo más de 40 millones de discos. Precursores de Eurobeat, Mike Stock, Matt Aitken,y Peter Waterman, que así se llamaban, consiguieron tener un sonido que a finales de los 80 era absolutamente propio y que hacía, para los detractores, que las canciones parecieran todas iguales, cantara quién las cantara. En los 90 su estela empezó a decaer y tras algún intento de retorno, siguen, por ahora, caminos separados.

Odiados por muchos y adorados por mi, en un ejercicio de absoluto revival, he decidido publicar a modo de Top una selección de estrellas de su peculiar Star System. Veo muchas reivindicaciones de los años 80's, pero casi todas se quedan en el comentado Never gonna give you up así que espero que paséis un buen rato leyéndome.

Aida en el Teatro Real. 20 años de mi primera vez.


En marzo de 1998 acudí por primera vez al Teatro Real de Madrid para vivir mi primera experiencia con la ópera. Tenía 24 años y tuve mucha suerte. Cuentan los entendidos que la primera vez puede servirte para amar u odiar el género y eso depende, y mucho, de cuál sea la ópera con la que te estrenes. 2 horas y media después de entrar, la ópera y yo comenzamos un camino juntos que aún recorremos, acompañados de música pop, cómics de superhéroes, libros y mucho cine. Esta semana, 20 años después y en el mismo lugar, he disfrutado con la misma partitura que me conquistó: Aida, de Guissepe Verdi. Y lo he hecho no una sino dos veces. 

Programas de Aida en el Teatro Real : 1998 - 2018

42 horas en Viena / 3

El peor día, en cuanto a temperatura, fue el domingo 25 de febrero. A las 12,00 de la mañana y con un sol radiante,  hacía -4 grados bajo cero  y la situación fue a peor a medida que avanzaba la jornada. Había que aprovechar hasta las 17,00, hora en que nos recogían para ir al aeropuerto, y nos armamos de valor (y de capas) para volver a recorrer el centro por última vez.



42 horas en Viena / 2

Seguimos hoy con mi experiencia en Viena. Una ópera, una fiesta escandalosa, un ayuntamiento espectacular , un parque de atracciones como de otro tiempo y mucho, mucho frío es lo que depararon mis últimas horas a la ribera del Danubio.


42 horas en Viena / 1

Fue un regalo excepcional: una escapada de fin de semana a Viena, esa ciudad que siempre aparece acompañada de Praga y Budapest en los muy famosos circuitos imperiales que se ofertan en las agencias de viajes y, ¡qué casualidad!, me tocó tratar en uno de los ejercicios de mi recién finalizado curso de Community Manager. 



Llegando al hotel Mercure Josefshof a las 23.00 horas del viernes y abandonándolo a las 17.00 horas del domingo, estuve en la capital de Austria, una ciudad que como Josema y Victoria dicen “no pide pan”, 42 horas que aproveché al máximo.